LAPIERRE XELIUS SL 700 DISC

Test: Lapierre Xelius SL 700 Disc

Mejorando lo presente

17
Texto: Enrique Sevilla / Fotos: Javier Martínez


publi
Lapierre tiene muy claro su concepto de bicicleta escaladora con la Xelius SL Disc. Ligereza, pero también comodidad de marcha. Ahora le tocaba actualizarla, mejorando aún más su concepto de bici escaladora.
Lapierre Xelius SL 700 Disc
Efectividad y confort del conjunto cuando rodamos por carreteras de montaña. Ligereza en las subidas y muy buen control en bajadas. Gran montaje en general, especialmente por el Shimano Ultegra R8050 Di2 Disc.
Paso de rueda justo para un neumático de 28mm. Sería aconsejable cambiarlas por unas de 26 mm en el primer cambio de cubiertas. El sillín fi’zi:k Antares Versus Evo me ha resultado algo blando de carcasa, tuve que cambiarlo tras la primera semana.
No te pierdas...

Test: Lapierre Aircode SL 900 Ultimate

En Maillot tuvimos el placer de estar en la presentación oficial de la New Xelius SL en Morzine, Francia, el pasado mes de junio. Allí pudimos rodar con la adaptación a los frenos de disco de la New Xelius SL en el corazón de los Alpes, una presentación que nos dejó con ganas de hacer más kilómetros con ella. Además, también probamos en su día el modelo anterior de la Xelius, así podremos contrastar que, realmente, todas las mejoras que nos habían contado son realmente efectivas.
Así que teníamos una cita pendiente con una francesa, para hacerle un test con más calma; poder rodar unas semanas completas por todo tipo de terrenos y desniveles. Y cuando llegó nos encontramos con una New Xelius SL 700 Disc que nos marca un peso de 7,39 kg en talla M sin pedales. Apenas 200 g más que la misma con freno convencional.
Su decoración, con una base en color gris oscuro y un llamativo amarillo flúor en la parte superior, hace que el contraste resulte muy elegante. Los logos de Lapierre en gris claro lo acentúan aún más. La característica forma de la unión de los tirantes con el tubo del sillín resalta mucho más con esta selección de colores.
Lapierre Xelius SL 700 Disc
Lapierre Xelius SL 700 Disc

Lapierre New Xelius SL 700 Disc, el montaje

Para esta New Xelius SL 700 Disc, Lapierre apuesta por montar un grupo “superventas”, el Ultegra Di2 SR8050 Disc, una elección que nos da confianza y fiabilidad. Para la talla M viene con bielas de 172,5 mm y un desarrollo “Compact” para acentuar su carácter escalador: platos 50/34 y 11-28 de cassette. Los discos son unos Shimano SMRT800SS de 140 mm en ambas ruedas. Este modelo todavía equipa la centralita exterior del Di2 anclada entre los espaciadores de la dirección.
Gracias a la aplicación E-Tube de Shimano podemos adaptarlo a nuestro gusto y hacer algunos cambios en su funcionamiento, como cambiar la posición de los mandos, programar que, al quitar plato, baje dos coronas, etc. Las manetas vienen con un mando remoto en la parte alta de las gomas. En la posición escaladora, el dedo gordo subirá y bajará coronas a nuestro antojo, un detalle que indican que la bici está pensada principalmente para subir y una remodelación que el grupo Ultegra ha recibido de su hermano mayor Dura-Ace. Ambos grupos cuentan con una estética y efectividad tan semejante que hace que, en muchas cosas, sólo se puedan diferenciar sobre una báscula.
Detalle de las manetas de la Lapierre Xelius SL 700 Disc
Las ruedas son unas DT Swiss ER 1400 Spline 21 con cubiertas Continental GP4000 II de 28 mm y ejes pasantes de 120 mm en ambos casos. Es recomendable llevar una llave allen de 6 mm para desmontarla en caso de que lo necesitemos (habitual en casi todas las multiherramientas del mercado, por pequeñas que sean).
La potencia es una Zipp Service Course B1 de 90 mm y se complementa con un manillar Lapierre de fibra de carbono y 420 mm de ancho. La propia Lapierre también se encarga de la tija del sillín con una Carbono Light de 27,5 mm de diámetro y algo de retroceso que culmina con un sillín fi’zi:k Antares Versus EVO que aligera notablemente el resultado final, aunque a mi parecer es algo blando en ruta.

Remodelando la Xelius, así es la New Xelius SL Disc

No te pierdas...

Vídeo: De la Lapierre Xelius a la e-Xelius ¡Pedaleamos con la bici eléctrica de carretera de Lapierre!

La renovación de la Xelius parte de la base de la versión anterior, pero con un cambio tan importante como la forma de construcción. Con ello han conseguido rebajar el peso de la versión con frenos de disco respecto al modelo predecesor. Lapierre confecciona este nuevo cuadro con más de 300 piezas de carbono, ensamblándolos sobre un molde de látex para reducir los residuos y cantidad sobrante de epoxi, así como los pliegues innecesarios dentro del cuadro. Todo esto se traduce en 80 gramos menos, más rigidez y mayor resistencia a la fatiga.
Para su diseño también han aprovechado parte de la Aircode, recibiendotubos con perfil Naca en el tubo diagonal, el de la dirección y la horquilla. El tubo del sillín cuenta con un perfil Kamm-Tail y con todo ello se consigue mejorar notablemente la aerodinámica de la New Xelius.
Otra de las partes que también ha variado su diseño en la New Xelius ha sido el cierre de la tija, pasando de estar en un apéndice en la parte posterior a insertarse en una cuña en la parte delantera de la tija, dejando un sistema más limpio y ocultándolo un poco más. Lógicamente, la horquilla se ha rediseñado por completo. Al incluir las pinzas de los frenos de disco es necesario un refuerzo de esta zona para una frenada sin problemas. También se ha optado por un tubo de dirección cónico con un rodamiento inferior de 1-1/5” y 1-1 /8” el superior.
Detalle del cableado interno en la Lapierre Xelius SL 700 Disc
Paso de rueda en la Lapierre Xelius SL 700 Disc
Sin embargo, la unión de los tirantes traseros sigue siendo igual a su predecesora. Y es que aquí reside la clave de la comodidad de la Xelius. Es un sistema que ya probamos en su anterior modelo, y que nos dejó más que satisfechos de su resultado en marcha. En la parte inferior, las vainas se unen a un pedalier BB86 PowerBox al que accedemos por una tapa donde va insertada la batería del Di2. El cableado interno se actualiza para la introducción de grupos electrónicos, con aperturas en el lateral del tubo diagonal, que se pueden ocultar bajos unas pequeñas tapas atornilladas si llegáramos al caso de los inalámbricos.
El aumento de talla de los neumáticos también llama la atención a primera vista. Dos neumáticos de 28 mm que pueden parecer indispensables para manejar una bici de discos y sacarla toda su efectividad en la frenada. El paso de rueda queda algo justo, pero así podríamos enfrentarnos a una Strade Bianche, tan de moda en los últimos años, siempre y cuando sea en seco; porque si tuviéramos que pasar por un barrizal lo más probable es que embozará la horquilla. Digamos que se ha hecho un montaje, sí o sí, con neumáticos de 28 mm, aunque lo más recomendable sería montar cubiertas de 26 mm, que también es una medida aceptable para seguir aprovechando la efectividad de los discos y el confort de marcha.
Uuff… con todo este lio de datos, pesos, formas de fabricarse, etc., necesita uno darse un respiro. Hasta aquí todo es teoría, impresiones a primera vista y “correveidiles” que la marca hace de su producto. Ahora empieza la sesión práctica“no me cuentes más que quiero verlo”.

En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc

Comienzo con los ajustes de sillín, potencia y manillar y en veinte minutos estoy rodando por la carretera. Los 140 mm de tubo de dirección, más los espaciadores, me aseguran, a simple vista, que la conducción va a ser relativamente cómoda. Y nada más dar las primeras pedaladas, se nota cierta relajación. Efectivamente la posición es cómoda, incluso de abuelo diría yo, así que desmonto la potencia y paso un espaciador a la parte de arriba lo que, para mí, mejora la situación. Lástima de no poder meter la sierra y cortar el tubo que sobra. La nueva forma cónica de la dirección deja un rebaje para el montaje de manillares integrados.
Por delante me esperan jornadas de puertos y subidas donde poder probar más a fondo la Xelius SL Disc. Aunque es cómoda, su geometría no llega a ser la de una Gran Fondo como su hermana la Pulsium, por lo que las horas rodando en la carretera pasan factura. Es una opinión personal, pero no me gustan los sillines con ranura antiprostática como el fi’zi:k Antares Versus Evo. Está muy bien eliminar presión de la zona perineal, pero si quitas presión de un sitio lo tendrás que compensar en otro.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
Yo prefiero el sillín clásico, que no exceda de 130 mm de ancho, con una buena badana y “a curtir la zona”. Me gusta cuando los recién iniciados te preguntan: “¿Y tú qué haces para que no te duela el culo?” Mi respuesta siempre es “sencillo… echar horas de sillín”. Con la New Xelius voy a pasar unas cuantas horas sobre el sillín. El buen tiempo invita a trazar recorridos con más subidas de lo habitual para esta época del año, con ausencia de nieve en los altos y temperaturas algo más altas de la media normal para los descensos.
Subiendo noto la rigidez del pedalier PowerBOX, que permanece inalterable como en el modelo anterior. El conjunto de vainas y pedalier dan una rigidez que, al ponerse de pie, transmite directamente el esfuerzo a la carretera. La medida de las vainas se ha recortado en 5 mm con respecto al modelo anterior de disco, dejándolo en 410 mm.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
Pero es que comodidad y rigidez están separadas por apenas dos palmos, que es lo que separa la zona del pedalier de la del cierre del sillín. Algo que le da un carácter escalador y de Gran Fondo al mismo tiempo. En los puertos largos, esos en los que puedes estar más de una hora ascendiendo, siempre quieres llegar lo más cómodo posible a lo alto; que el sufrimiento se centre en tus piernas y no por todo el cuerpo. Además, esta comodidad -a posteriori- te va a hacer bajar más rápido, con más reflejos y te permitirá enlazar el siguiente puerto con más entereza al no haber castigado el cuerpo tanto en la subida.
Precisamente en la bajada entra en juego otra ventaja más de esta New Xelius SL 700, sus frenos de disco. Olvida la frenada en la que aprietas la maneta y empiezas a escuchar el aluminio con la zapata sonando. O con el carbono que no frena y dos curvas más a delante te deja clavado.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
Con los discos de 140 mm en las dos ruedas controlarás la velocidad con precisión, teniendo siempre bajo control la situación. El paso por curvas enlazadas, donde tienes que cambiar de posición rápidamente, se hace con facilidad. El peso está bien repartido. La batería del Di2 está alojada justo encima del pedalier, y a la que se accede por una amplia tapa. El centro de gravedad va más bajo.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc

Puertos de primera y zonas rotas

En la Comunidad de Madrid hay puertos a patadas, pero dos de ellos se pueden enlazar de seguido sin recorrer apenas 100 metros de llano: Morcuera y Canencia por la cara sur.
Subir Morcuera es poner un tren, jugar con el desarrollo buscando el “subir cómodo” y tratar de mantener un ritmo vivo que nos permita recorrerlo sin excesivo sufrimiento. Las bielas de 172,5 mm, con 50/34 y 11-28, dan de sobra para subir sin problema. Eso sí, tiene largos tramos rectos en los que conviene mantener la mente fría, ya que si no se te puede hacer eterno. En total suele ser una subida cercana a los 30 minutos en los que la mayor parte del tiempo lo pasas sentado. Aprovecho el plato de 50 para pedalear de pie, tratando de coger ritmo en las zonas de menos desnivel, lanzar la bicicleta y luego subir un par de coronas para mantener la inercia a base de cadencia.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
En Canencia, sin embargo, al ser más corto se pueden hacer más cambios de ritmo. El desnivel es constante, pero las curvas hacen que se haga más llevadero. Aprovecho para hacer algunas arrancadas bajando coronas y apretando a los pedales. El pedalier PowerBOX cumple a la perfección, y sumado a la ligereza del conjunto transmite unas sensaciones muy buenas subiendo. El concepto escalador de las anteriores versiones se sigue conservando al 100% en la New Xelius SL, por lo que si los “pros” del Groupama-FDJ no consiguen ganar etapas con final en alto no pueden poner de excusa la bici, porque no va a colar.
La bajada de ambos puertos se hace con un buen firme. De hecho, en alguna curva en la que la visibilidad lo permite se puede trazar tumbando a tope; para ello, los neumáticos de 28 mm dan un extra de agarre y confianza. Pero no hay que confiarse, el tráfico abierto te puede dar una sorpresa (desagradable) en cualquier momento en forma de coche que sube, cabra que se te cruza por la carretera o rama de un árbol caída en medio de la trazada. Al menos las ruedas DT Swiss ER 1400 con aro de aluminio y ausencia de perfil nos evita sustos innecesarios en forma de golpe de aire en mitad de una recta. La distancia entre ejes en talla M es de 987 mm, y hace que la New Xelius sea muy estable en cualquier condición y por todo tipo de trazado en bajada.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
Pero como, por desgracia, nos encontramos cada vez más con carreteras con asfalto roto, también busco hacer alguna ruta por la que llamamos “sierra pobre”, una zona en la que de golpe retrocedes 50 años en infraestructuras. En este terreno cuento con un as guardado bajo la manga para rodar con comodidad. Los tirantes de la New Xelius SL flexan para absorber perfectamente todas estas irregularidades. Incluso diría que aun más que la versión de freno convencional al no estar unidos por el puente de freno. Es como la sensación de rodar bajo de presión y en cuanto te acostumbras disfrutas pedaleando por terreno hostil. Y eso que me gusta llevar los neumáticos con la presión máxima que marca el fabricante (en el caso de los Continental GP4000II hasta 8 BAR).
El “test de grupeta” lo supera con nota alta. Un color amarillo entre tanta bici oscura resalta y llama la atención. Eso sí, unas llantas con algo de más de perfil, quizá 35 mm, le darían un toque más Pro. “Pero ¿esto funciona?”pregunta el incrédulo… “¿Y para qué lo hacen así?” pregunta el ignorante... o “con las carreteras tan buenas que tenemos, yo creo que eso no sirve” afirma el cuñado. Os aseguro que estas son algunas de las cosas que he tenido que oír.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc
Pero sí, funciona. Puede que te guste más o menos su estética, pero es efectiva. Y lo hacen así porque el concepto de Lapierre en bici escaladora no sólo es una apuesta por la rigidez y la efectividad en el diseño, sino también por la comodidad. Que a la larga es el concepto que mejor te ayude a afrontar las subidas menos tensionado. Y eso de que las carreteras son tan buenas… los mejores recorridos están cuando sales de las vías principales a las que no hay mucho tránsito de coches. Y éstas suelen estar dejadas de la mano de dios.
He podido disfrutar de la New Xelius SL Disc durante cuatro semanas. Cuatro semanas en las que he podido constatar que, efectivamente, sigue teniendo esa rigidez y comodidad de marcha que caracterizaron al modelo anterior, pero que ha ganado con la actualización al disponer de un diseño más aerodinámico en los tubos. El sillín fi’zi:k Antares Versus Evo ayuda a restar algunos gramos de peso al conjunto, pero luego serán los gustos y preferencias personales los que os lleven a decidir si os gusta más o menos su montaje.
En acción con la Lapierre New Xelius SL 700 Disc

Conclusión

Los ingenieros de la marca francesa han sabido mantener las características técnicas, contener el peso y aumentar la frenada. Ser patrocinador de un equipo World Tour, como el Groupama-FDJ, hace que los productos de la marca sean desarrollados de una manera más efectiva. La alta competición permite que las marcas avancen aún más en sus diseños. Y apenas por 200 gramos de diferencia, menos de lo que pesa un ciclo computador, tendrás entre tus piernas todo un “maquinón” para subir, pero también para bajar. La New Xelius SL Disc es una opción muy seria dentro de las bicicletas escaladoras.
Si das el perfil de ciclista al que le gustan los trazados montañosos, carreteras serpenteantes y bajadas sinuosas, la New Xelius SL 700 Disc es una opción muy a tener en cuenta. Con una rigidez y comodidad que en otras marcas son incompatibles, algo que Lapierre ha sabido trabajar desde hace años en la gama Xelius, pero que en este último diseño ha mejorado con creces lo anterior.

Cosas de Familia Lapierre New Xelius SL Disc

La familia New Xelius la forman 6 modelos, 4 con freno convencional (desde 1.999 € hasta 4.999 €) y 2 con frenos de disco (2.999 € y 4.499 €).
Lapierre Xelius SL 700 CP
Lapierre Xelius SL 700 CP – 4.999 €
Lapierre Xelius SL 700 Disc CP – 4.499 €
Lapierre Xelius SL 700 CP Groupama/FDJ
Lapierre Xelius SL 700 CP Groupama/FDJ – 4.199 €
Lapierre Xelius SL 600 Disc MC
Lapierre Xelius SL 600 Disc MC – 2.999 €
Lapierre Xelius SL 600 MC – 2.799 €
Lapierre Xelius SL 500 MC
Lapierre Xelius SL 500 MC – 1.999 €
DETALLES DE LA BICI
Cuadro de la Lapierre Xelius SL Disc
Shimano Ultegra Di2 en la Lapierre Xelius SL 700 Disc
Frenos Shimano Ultegra R8050 Di2 Disc
Componentes de la Lapierre Xelius SL 700 Disc

BH G7 DISC 5.5


Test: BH G7 Disc 5.5

No todas las “aero” son iguales. Ésta es una BH


130
Texto: Enrique Sevilla / Fotos: Javier Martínez


publi
La llegada de los discos a la gama G7 de BH le ha subido un peldaño más a su rendimiento. Con ello demuestra que BH sigue apostando por la bici de calidad, y que, para nada, todas las BH son iguales.
BH G7 Disc 5.5

El cuadro es rígido y permite reacciones y arrancadas muy rápidas. El programa de personalización de BH G7 con 28 colores base y multitud de combinaciones en logos y detalles del cuadro.

La cubierta de 28 mm es muy justita de calidad y algo pesada (305 g). Es recomendable hablar con la tienda para asegurarnos de la talla. La puedes comprar en los distribuidores oficiales o directamente en su página (pero recogiéndola en el distribuidor má


Igual que hay quien dice, desde el desconocimiento o la incultura, que todos los libros son iguales, hay quien dice que todas las bicicletas les parecen iguales. Sin embargo, BH se empeña en demostrar que están equivocados. Manteniendo su apuesta por la bici de calidad, la G7 Disc ha permitido subir un peldaño más al rendimiento de la gama G7 con la llegada de los frenos de disco. Para nada todas las BH son iguales.
Aunque BH siempre será una marca que los que ya tenemos una edad nunca dejaremos de asociar con nuestra infancia, no hay que olvidar que hablamos de un fabricante nacional con más de 100 años de recorrido y que continúa apostando por la gama alta en sus productos. Por eso, pese a que han pasado los años y hemos crecido, una BH sigue siendo la bici de nuestros sueños.
BH G7 Disc 5.5
De hecho, no hay que olvidar que BH ha sido una marca con presencia constante en el pelotón profesional. Además de en equipos patrios, destaca su presencia en el Arkéa Samsic, equipo francés de categoría Profesional Continental que el año pasado contó en sus filas con Warren Barguil y que este año se ha reforzado con Amaël Moinard y con André Greipel, autodenominado “El Gorila de Rostock.
Barguil y Moinard. Corredores de indudable clase, podrían entrar dentro de los parámetros normales de un ciclista profesional, pero la fuerza bruta del “Gorila Greipel”, supondrá un desafío extra para la marca originaria de Éibar (ahora en Vitoria). Los más de 1.100 vatios de potencia que puede alcanzar el esprínter alemán (demostrados en más un vídeo de llegada al sprint), son un duro test al que BH se va a tener que enfrentar en la temporada.
No os penséis que es una falta de respeto, lo de “Gorila” es un apodo que Greipel se ha puesto a sí mismo ya que se siente orgulloso de ese poderío físico similar a este animal, e incluso alguna bicicleta suya ha sido aerografiada con la imagen del gigantesco primate. Incluso hay una canción “Go, Go, Gorila” que él mismo ha cantado. Pero volvamos a las BH. Para competición en carretera la marca alavesa cuenta con la Ultralight y la G7, ambas en versión con freno convencional o frenos de disco.
Mástil de la tija de la BH G7 Disc 5.5
Frenos de disco en la BH G7 Disc 5.5
Cuando apareció la enorme caja que me prometía una G7 Disc por la redacción llegué a pensar “¿a ver si va a venir con el mismísimo Gorila dentro?”. Pero no, lo que ocurrió es que la bici venía montada completa sólo necesitando colocar bien la potencia y el manillar, ajustar un poco la rueda y lista para salir a rodar. La BH G7 Disc 5.5 está disponible en dos decoraciones, una blanca y gris perla, con los logos en negro (más sobria) y la gris oscuro con los logos y detalles en naranja y negro más llamativa que puedes ver en las fotos. Antes de colocarle los pedales la peso y marca 7,29 kg en la báscula en talla MD.
En teoría, la talla MD está indicada para ciclistas con una estatura entre 168 y 177 cm, pero a mí, con 180 cm, me queda perfecta. Hay que tener en cuenta que el diseño del cuadro en la zona de la tija del sillín es alto, integrando buena parte de lo que correspondería a la propia tija, dejando un margen para jugar con una “mini” tija.
Según la web, me corresponde una talla L, pero me parece casi imposible viendo que la tija del sillín asoma sólo 2 cm por encima del tubo en esta talla MD. En este caso no hay cortes del cuadro ni nada similar. El cierre está situado al final del tubo y son dos tornillos que empujan una cuña contra la tija. Este, de hecho, es uno de los cambios respecto a la anterior G6, eliminando el anterior sistema de apriete por abrazadera.
La entrada indiscutible de los discos dentro del pelotón y los catálogos de las marcas hacía que su llegada a la gama G7 fuera cuestión de tiempo. Y la aparición de la G7 Disc la actualiza para convertirse en una interesante opción de compra dentro del segmento de las bicis “aero”.

Así es el cuadro de la BH G7 Disc



De los 7.290 g que ha marcado la G7 Disc entera, 870 g corresponden al cuadro, lo que supone sólo 60 g más que la versión con frenos convencionales. La potencia extra de los frenos de disco requiere un aporte extra de material en los puntos clave para evitar la torsión del cuadro en las frenadas “a tope”.
El cuadro es un monocasco fabricado con fibras de carbono de alto módulo Toray T800 y T700, con láminas de carbono Pitch Fiber en las zonas críticas que requieren un extra de rigidez. Junto a la técnica de vaciado interior Hollow Core, que aplica una alta presión en el interior del molde para eliminar las imperfecciones y el exceso de material, así como compactar al máximo las capas de láminas, ofrece como resultado un cuadro ligero, pero tremendamente resistente para que ni el Gorila Greipel lo reviente.
Pedalier PressFit BB386 de la BH G7 Disc 5.5
La caja del pedalier mantiene el estándar PressFit BB386 (desarrollado en su día por FSA a petición de BH y Wilier) que junto a las bielas FSA SLK 386 ofrecen una excelente transmisión de la pedalada sin pérdida de potencia en flexiones de la caja del pedalier. Lo que sí encontramos en esta zona son unas pequeñas ventanas que facilitan el montaje y mantenimiento de los grupos mecánicos o electrónicos.
Los tubos se han diseñado bajo los parámetros Kamm Tail para una mejor aerodinámica. Esto se traduce en una forma de vela con un corte característico en la zona opuesta al corte del viento. El tubo superior cuenta con un ligero “slooping” y un nuevo diseño para su unión con los tirantes, logrando un triángulo trasero más pequeño y rígido que en la anterior G6.
Diseño de la pipa y entrada de cables en la BH G7 Disc 5.5
Detalle del cuadro de la BH G7 Disc 5.5
Además, con este diseño se consigue un mayor paso de rueda (admite neumáticos de hasta 28 mm sin problemas) y consigue unas vainas cortas, muy cortas (402 mm, una longitud muy difícil de conseguir en bicis con frenos convencionales y posiblemente la cifra más baja vista en bicis con frenos de disco), lo que nos predice que va a ser una bici rápida de reacciones y muy manejable en la rueda trasera. El cierre de las ruedas nos puede engañar, pues visualmente parecen un cierre rápido, pero en realidad son ejes pasantes de 12 mm.
Al igual que sucede con la G7 Pro, la horquilla y la pipa de la dirección han sido diseñadas para reducir la superficie de fricción frontal y mejorar el flujo del aire hacia la parte trasera. El tiro de las botellas de la horquilla es recto para mayor aerodinámica (y menor distancia entre ejes).

Montaje de la BH G7 Disc 5.5

El montaje de la G7 Disc que me toca probar, la 5.5, viene con un Shimano Ultegra Di2 con un cassette 11-30, platos 52/36 y bielas de carbono FSA SLK 386 4B. La relación elegida para la transmisión es perfecta para esta bicicleta, a la que le gusta rodar y las altas velocidades pero que, al ser compacta, corta de ejes y con unas vainas reducidas, no se desenvuelve mal en los ascensos. Los discos de freno son de 140 mm en ambas ruedas.
Además de la decoración colorida, una de las cosas que primero nos atrae la mirada son las ruedas EVO Disc de 50 mm (EVO es la marca de componentes propia de BH). Este perfil le da un equilibrio perfecto de sección cuadro/ruedas y una configuración “aero” también muy equilibrada. Las acompañan unas cubiertas Hutchinson Fusion 5 Performance de 28 mm, una medida elegida para paliar la rigidez que transmite el cuadro y hacerla algo más dócil para el cicloturista.
En ambas ruedas viene un alargador de válvula para salvar el perfil aerodinámico. Es decir, para poder darle aire tienes que quitarlo, abrir el obús de la válvula y volver a poner el alargador. Tras meter presión adecuada al neumático, debes retirarlo volver a cerrar el obús y montar de nuevo el alargador. Una operación algo engorrosa. Más sencillo hubiera sido montar unas cámaras con válvula de 80 mm directamente.
BH G7 Disc 5.5
BH G7 Disc 5.5

Go, go, Gorila… a rodar por la sierra en invierno

Lo benigno que fue el principio del invienro me ha permitido echar más horas de lo normal encima de esta G7. Y desde el primer momento me di cuenta de que la posición sobre ella está pensada para rodar rápido, lo que luego se traslada al suelo gracias a su rigidez. Este detalle se nota también cuando nos ponemos de pie sobre ella.
También se nota que su distancia entre ejes es muy corta, lo que hace que, tanto en las arrancadas como los cambios de ritmo, los vatios se transformen rápido en velocidad. Cuando la uso, pienso en lo bestial que debe ser ver a Greipel arrancar en un sprint y retorcer hasta la última fibra de la G7. Pero tranquilos, que lo podremos ver en el Giro, Tour e incluso las clásicas de primavera.
BH G7 Disc 5.5
Esta sensación de velocidad hace que te vayas envenenando al ir por carreteras retorcidas de curvas y cortos repechos, de los que siempre te invitan a exprimirte un poco más. Las medias de estos primeros días son ligeramente más altas de lo normal. Y eso es algo que me vino bien para quemar los excesos alimenticios que se cometen durante la Navidad.
Pero después de esos primeros días cortos y explosivos llegan jornadas algo más largas, con más horas sobre la bicicleta. Mi intención era domar a la bici del Gorila, y parece ser que es ella la que me está domando a mí. Además, el que sea una bici “aero”, no debe implicar que estemos todo el día por los llanos y toboganes, arrancando y esprintando. También debe ser capaz de poder afrontar una jornada de puertos sin problemas. Y los desarrollos montados en esta G7 Disc son acordes a lo suyo, unos platos 52/36 pero con un cassette 11-30 que nos dará de sobra para subir puertos sin problemas. Más aún los días invernales con sol que invitan a enlazar puertos subiendo cómodamente y mirando el paisaje.
De hecho, con la grupeta me ha tocado subir algún día y, si bien es cierto que no es como su hermana BH Ultralight Evo Disc, podemos hacerlo sin sufrir demasiado mientras no pensemos en los casi 600 g de diferencia entre ambas. Pero tampoco te eches las manos a la cabeza, entre ruedas, neumático de 28 mm y cuadro se reparten el sobrepeso.
BH G7 Disc 5.5
Pero como no todo en el ciclismo es sufrir y subir, también toca bajar y disfrutar. El tacto de la frenada es espectacular. La progresividad de los frenos Ultegra R8070 nada tiene ya que ver con los primeros que salieron al mercado heredados, directamente, de los de montaña. Su adaptación a la carretera ha sido perfecta y Shimano ha sabido encontrar ese tacto justo entre potencia y progresividad sin llegar a dar esa sensación chiclosa de otras marcas.
Bajo por carreteras llenas de sal y con el asfalto helado en las zonas sombrías. En las curvas me agarro en la parte baja del manillar, me acoplo y busco la mínima resistencia al aire. La BH G7 Disc se deja llevar, pero tienes que agarrarla bien y centrarte en trazar fino.
El perfil de las ruedas de 50 mm la hace nerviosa con las rachas de viento lateral, quizá algo más que con otras ruedas, pero es lo que tiene llevar perfiles medios-grandes. A más velocidad (y/o más perfil), mayor concentración debes tener para ir negociando con éxito esos pequeños bandazos laterales. Insisto, no es cuestión de la bicicleta en sí, es el efecto vela que hacen, por lo general, este tipo de ruedas.
Pese a no tener ningún elemento diseñado específicamente para aportar confort a la marcha, en los terrenos de asfalto roto no es especialmente incomoda. El sillín Prologo Zero II y los neumáticos de 28 mm, nos compensarán la rigidez del cuadro. Eso sí, la calidad del neumático Hutchinson Fusion 5, se queda muy justito para el montaje de una bicicleta de estas características y, sobre todo, de este precio (5.999 €). Con 305 g de cubierta, más otros (mínimo) 60 g de cámara, se hace algo pesada justo en un punto tan crítico como las ruedas. El primer cambio que la haremos será por unas cubiertas más ligeras.
El atractivo de su color naranja y gris, conjuntado con unas ruedas EVO negras, son dignos de desfilar por una pasarela. O de quedarse en la puerta del BikeCoffe siendo la atracción de todas las miradas. “¿Cuánto pesa? ¿Cuánto cuesta? ¿Cómo va?... yo tenía una BH de pequeño”. Estos serán algunos de comentarios que tendrás que oír al hacer la parada del café.
La opinión diferente entre los reticentes a la marca por esa asociación a bici “para todos”, y los que nos gusta apreciar el buen material, bien fabricado y con un excelente acabado sin importarnos la marca que lo haga, sea cual sea.
BH G7 Disc 5.5

Conclusión

La BH G7 Disc 5.5 no es, para nada, una bici enfocada al cicloturismo. Es ágil de reacciones, rígida y tendrás que comer muchos plátanos para dar muy fuerte a los pedales y sacar los 1.100 w de Greipel.
Está dirigida a los que quieren rodar rápido sobre una de las marcas históricas de nuestro país. Y si, además, la quieren llevar con un acabado exclusivo y personal pueden hacerlo en MyBH Unique.
FOTO: acción 09

Cosas de familia BH G7 Disc

La familia BH G7 Disc está formada por 3 modelos, la G7 Disc 5.0 (3.999,90 €), el modelo G7 Disc 5.5 que probamos (5.999,90 €) y el modelo superior, montado con un manillar Visión integrado, Shimano Di2 Dura Ace y ruedas Vision Metron 40 Disc. Pero las separa una diferencia de 3.000 €. Será la factura a pagar por rodar con lo máximo de BH (8.999,90 € de PVP).
BH G7 Disc 6.5 – 8.999,90 €
BH G7 Disc 6.5
BH G7 Disc 5.5 – 5.999,90 €
BH G7 Disc 5.0 – 3.999,90 €
BH G7 Disc 5.0
DETALLES DE LA BICI
Cuadro y horquilla de fibra de carbono Toray en la BH G7


CUADRO Y HORQUILLA DE FIBRA DE CARBONO TORAY
Shimano Ultegra Di2 en la BH G7 Disc 5.5


GRUPO SHIMANO ULTEGRA DI2 DISC
Ruedas BH EVO de 50 mm en la BH G7


RUEDAS EVO DE 50 MM
Manillar y potencia EVO


MANILLAR Y POTENCIA EVO



Ficha Técnica


Cuadro
Fibra de carbono Toray T800/T700 Pitch Fiber

Horquilla
Fibra de carbono Alto módulo

Amortiguador
-

Pedalier
FSA SL-K 386 4B 52/36

Desviador
Shimano Ultegra Di2 R8050

Casete
Shimano Ultegra CS-R8000 11-30

Cambio
Shimano Ultegra Di2 R8070

Mandos
Shimano Ultegra Di2 BR-R8070

Cadena
FSA 11 sp

Frenos
Shimano BR-R8070 HD 140/140 mm

Dirección
BH SL 1.5”

Potencia
BH EVO

Manillar
BH EVO Wing Carbon 420/125/70 mm

Sillín
Prologo Zero II

Tija de sillín
Integrada BH G7

Pedales
-

Bujes
BH EVO 50 Disc

Llantas
BH EVO 50 Disc

Cubiertas
Hutchinson Fusion 5 700x28 mm

Tallas
XS, SM, MD, LA, XL

Peso
7,29 kg (talla MD)

Precio
5.999,90 €





Specialized nos ha invitado a vivir el Tour de Flandes y la Paris-Roubaix, dos de los más grandes Monumentos del ciclismo. Pero antes hay una serie pasos que dar, el primero es hacer un Retül Fit para que la bici me quede como un guante. Te contamos en qué consiste y por qué debes hacértelo. Probamos la Trek Madone SLR, la BH G7 Disc y la Giant Revolt de Gravel. Continuamos nuestra serie de entrenamientos ‘indorr’ ciclistas y mucho más.


Maillot utiliza cookies propias y de terceros para recoger estadísticas